¿Por qué no escribir cartas a nuestros hij@s?

Domingo 29 de marzo de 2009 por AnaJ

Hay veces que no sabemos expresar con palabras lo que sentimos o pensamos, no encontramos el momento ni el lugar y a lo mejor la otra persona no está receptiva a escucharnos.

En estos casos, ¿por qué no escribirles una carta?

Lo primero que va a sentir la otra persona es sorpresa y ganas de abrirla, de ver lo que pone, es como recibir un regalo.

Hemos encontrado este interesante artículo en la web Solohijos.com y nos ha parecido interesante para tod@s, os invitamos a leerlo y sobre todo a ponerlo en práctica.

*****************************************

Escribir cartas a nuestros hijos: una manera fácil de acercarnos a ellos

¿Para qué escribir cartas a nuestros hijos?

Autora: Elena Roger (Solohijos.com)

Trasmitir sentimientos, explicar con palabras el odio o el amor que sentimos, el orgullo o la frustración, la alegría o la tristeza no es tarea fácil. Y más si estamos hablando con nuestros hijos. En ocasiones dichos sentimientos nos superan, rebosan nuestro vaso y salen de la boca convertidos en palabras confusas, equívocas y a veces dolorosamente inexactas.

Escribir esos mismos sentimientos en un papel lo cambia todo: el modo, el mensaje, el contexto. Escribir nuestras emociones o pensamientos en un papel tiene sus ventajas:

Escribir dichos sentimientos nos obliga a meditar. Obliga a reflexionar y a poner en orden nuestra mente. Apretar las teclas del ordenador o escribir con un bolígrafo las palabras que salen de nuestro corazón requiere de un tiempo, unos minutos que nos permiten pensar y rectificar si es necesario.

En una carta es más difícil herir los sentimientos de nuestros hijos. En frio, nuestras ideas toman perspectiva, retoman nuestros objetivos educativos y se anteponen a nuestros sentimientos desbordados. Nuestros pensamientos son más precisos y las palabras indican exactamente lo que quieren decir, sin agolparse en nuestra mente a causa de las emociones. No hay descalificaciones, ni subidas de tono, ni gestos hirientes.

Las cartas permiten tratar cualquier tema desde una posición de respeto. El hecho de poder pensar "en frio" nos ayuda a ponernos en la piel de nuestro hijo, valorar sus sentimientos y escucharlos con toda nuestra atención, sin distracciones, con serenidad.

Escribir tus pensamientos en un papel y permitirle a tu hijo leerlos crea vínculos afectivos. Tu hijo reconocerá el esfuerzo que has hecho por acercarte a él, por querer conectar con él, aunque sea para recriminarle algo. A menudo, nuestros hijos se enfrentan a nosotros, no porque les riñamos o les hagamos cumplir las consecuencias, sino por cómo se lo decimos o se las hacemos cumplir. El "cómo" sí importa y es decisivo a la hora de establecer una relación con nuestros hijos.

Una carta se puede leer y releer y, según en qué momento la lea o en qué circunstancias, le enseñará a tu hijo diversos matices, diversos detalles que en un primer momento se escaparon.

Es especialmente eficaz cuando nuestros hijos son adolescentes , cuando se niegan a escucharnos o cuando están convencidos que somos nosotros los que no sabemos escuchar. Déjale tu carta sobre la almohada y espera resultados.

Lo mejor de una carta: su final. Cuando tu hijo la lee y te responde con un beso. O al revés, cuando tu hijo acaba de leer la carta y tú te acercas para abrazarlo en complicidad.

Otro final: cuando las palabras escritas dan pie a una verdadera comunicación entre padres e hijos, cuando al terminar la carta tu hijo pregunta, debate, "se abre" a ti sin estrategias ni defensas. Todo un privilegio.

Una carta puede ser un bálsamo terapéutico. Para ti y para tu hijo. Puede abrir los corazones y las mentes, puede acercar a los que estaban lejos y "apaciguar tempestades".

Puedes continuar la lectura de este artículo pinchando aquí, encontrarás además recomendaciones para escribir tus cartas a niñ@s de diferentes edades.


Portada del sitio | Contacto| Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 1054553

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

     RSS es RSSFamilia RSSArtículos interesantes   ?

Creative Commons License