Para educar un niño, hace falta la tribu entera

Miércoles 12 de marzo de 2008

Os proponemos un artículo de José Antonio Marina - filósofo, escritor, conferenciante, profesor de instituto - en el que reflexiona sobre la educación, con el objetivo de involucrar a toda la sociedad. Nos hace la pregunta ¿qué puedo hacer yo para solucionarlo? Y nos propone algunas respuestas ....

Para educar un niño, hace falta la tribu entera, esta frase tan sencilla aparentemente no sólo hay que compartirla sino hay que interiorizarla y ponerla en práctica en todos los aspectos de nuestra vida, como padres/madres, como ciudadanos, como trabajadores, como viandantes, como profesores, como productores de programas televisivos, como consumidores, como abuel@s, como ti@s, etc ... y es importante para toda la sociedad en su conjunto que cumpla su objetivo para conseguir personas completas, sensibles, formadas, con criterio propio, sanas, felices, satisfechas de su vida y de sus logros, etc ...

A continuación pasamos al artículo de José Antonio Marina, promotor de la Movilización educativa de la sociedad civil:

La preocupación universal por la educación ha generado un sistema de excusas en el que todo el mundo echa las culpas al vecino. Los padres a la escuela, la escuela a los padres, todos a la televisión, la televisión a los espectadores, al final acabamos pidiendo soluciones al gobierno, que apela a la responsabilidad de los ciudadanos, y otra vez a empezar. En esta rueda infernal de las excusas podemos estar girando hasta el día del juicio.

La única solución que se me ocurre es no esperar a que otros resuelvan el problema, sino preguntarme: ¿qué puedo hacer yo para solucionarlo?

He oído muchas veces esta pregunta, y creo que si supiéramos aprovechar la preocupación, la generosidad, la energía y el talento de miles de personas dispuestas a colaborar, podríamos provocar un benefactor cambio cultural, que es lo que necesitamos para mejorar la educación.

Este es el objetivo –como verán optimista- de la movilización educativa.

Se trata de quitarnos de encima el victimismo, la impotencia y el clima dramático que envuelve al mundo de la educación, familiar o escolar.

Pueden participar todos los que crean que la educación es el procedimiento más noble y eficaz para mejorar el mundo, los que crean que tiene como finalidad poner a nuestros hijos, a nuestros conciudadanos, en las mejores condiciones posibles para que sean felices y para que sean buenas personas, los que piensen que es, ante todo, una creación ética. Sólo se les pide que crean firmemente que por debajo de las diferencias políticas, económicas, religiosas, podemos ponernos de acuerdo en los principios básicos de la educación.

Objetivos de la movilización

1. Explicar a la sociedad que la educación es un asunto de todos. De ahí su lema: “Para educar a un niño, hace falta la tribu entera”.

2. Aliviar el sentimiento de soledad, desconcierto e impotencia que experimentan muchos padres y docentes.

3. Elevar los conocimientos pedagógicos de la sociedad. Poner a disposición de todo el mundo la información más rigurosa sobre psicología evolutiva, educación, organización de los sistemas educativos, solución de problemas concretos. Con este fin estamos organizando una base de datos gratuita a disposición de todos los interesados.

4. Movilizar recursos personales, sociales, económicos, intelectuales, para fortalecer las instituciones educativas básicas- familia y escuela- y para mejorar las relaciones entre ambas.

5. Poner en comunicación a las personas interesadas por la mejora educativa, para favorecer un consenso social sobre las bases de la educación.

6. Estudiar y proponer modos concretos de colaboración educativa para distintos estamentos sociales: empresarios, medios de comunicación, sistema jurídico y sanitario, fuerzas de seguridad, administraciones públicas no educativas, profesionales de la cultura, o del deporte, etc.

7. Fomentar la educación afectiva y en valores, la formación de una personalidad con recursos psicológicos y éticos, como la solución más esperanzadora para resolver los problemas privados, familiares y políticos.

8. Expresar nuestro convencimiento de que la soledad educativa es angustiosa, pero que la colaboración educativa es alegre.

9. Todos los objetivos propuestos por el talento de los participantes. Aprovechar sus conocimientos, experiencias y proyectos.

La Movilización educativa es hoy por hoy un movimiento humilde, paciente, ilustrado e independiente. Es mi propuesta para mejorar la educación. Las nuevas tecnologías permiten comunicarnos con bajo coste, lo que es una gran ventaja. He pensado dedicar una parte de los derechos de autor de mis libros a este proyecto, lo que me proporciona -¿nos proporciona?- una gozosa sensación de libertad.

No olvide que la pregunta más importante ante la situación educativa es: ¿Y yo qué puedo hacer? Nos gustaría ayudarle a que lo hiciera.

José Antonio Marina

Texto extraído de la página de Movilización Educativa.


Portada del sitio | Contacto| Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 1054153

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

     RSS es RSSInformaciones de interés RSSSobre educación   ?

Creative Commons License