Manifiesto leído en la manifestación del 9 de mayo

Sábado 11 de mayo de 2013 por AnaJ

El motivo de la huelga del 9 de mayo en la educación pública de toda España, como sabéis, es el oponernos a una nueva ley de educación para la que tampoco se ha consultado a los agentes involucrados y no se ha escrito con consenso, con lo que ¿para qué va a valer?

Al final de la manifestación se leyó una manifiesto escrito y consensuado entre todos los convocantes de la misma que os transcribimos de forma íntegra a continuación:

¡NO A LA LOMCE! ¡NO A LOS RECORTES EN EDUCACIÓN! ¡NO A LAS CONTRARREFORMAS EDUCATIVAS!

Nuestra sociedad se enfrenta a unas políticas públicas que nos llevan hacia un auténtico suicidio social. Ninguna política que se haga contra los ciudadanos ofrecerá un futuro que pueda verse con optimismo y, por tanto, no se puede aceptar. Ninguna política que pretenda eliminar, o reducir siquiera, los derechos de los ciudadanos, puede ser admitida. Sin embargo, vivimos con indignación creciente una sucesión continua de decisiones gubernativas lesivas para nuestros derechos, tanto individuales como colectivos.

El incipiente y, por tanto, inacabado estado del bienestar del que nos hemos ido dotando en las últimas décadas, construido poco a poco y con muchos esfuerzos, ha sido declarado a extinguir por una élite económica que piensa en los derechos sociales como obstáculos para su poder y su desmedido, y a menudo ilícito, enriquecimiento personal. Entre los obstáculos a derribar, en primer lugar y de forma muy preeminente, se encuentra lo público, precisamente porque es de todos y se construye entre todos. En el modelo de esa élite económica no cabe la igualdad de oportunidades y el progreso social, salvo que éste se enfoque sólo a una minoría, su minoría.

Entre los derechos que se intentan dinamitar está el de la educación. Uno de los pilares fundamentales de cualquier sociedad democrática y avanzada. Es el derecho que, actuando sobre el presente, sueña con el futuro y lo diseña. Una sociedad diferente, plural, diversa, solidaria, moderna, necesita y exige una escuela que sienta y actúe así con las generaciones que se van incorporando a la vida. Una escuela que construya sociedad, vertebrándola y cohesionándola, sólo es posible si es creada entre todos y para todos, sólo puede existir allí donde el interés colectivo prime sobre el individual, donde la riqueza se busque para todas las personas y no sólo para unas pocas. Esa escuela es la pública.

En los últimos años hemos caminado en el sentido contrario. Determinados Gobiernos autonómicos iniciaron un camino de desmantelamiento de lo público, en nuestro caso de la escuela pública, al que se han ido sumando muchos otros y también el Gobierno central. Los sucesivos recortes económicos, los desatinos normativos, y la expulsión de alumnado, familias y profesorado de los centros educativos, se han realizado aprovechando una situación económica planificada para empobrecer a la sociedad, arrebatándonos los derechos de forma rápida y dolorosa.

La drástica reducción en inversión económica que hemos sufrido, unos 6.000 millones de euros, han puesto el sistema educativo al borde del precipicio. No obstante, quienes así actúan no se conforman y amenazan con retirar otro tanto para regocijo de las élites y de los mercados, anunciando que la caída al abismo se acerca de forma definitiva. A este despropósito social, se suma la involución que se propone desde el Ministerio de Educación con diversas contrarreformas, entre las que destaca por su actualidad la LOMCE, que nos quieren devolver a tiempos predemocráticos. Propuestas inaceptables que van recogiendo todos los rechazos posibles, quedando totalmente desacreditadas antes de ser aprobadas y muertas antes de ver la luz.

Sin embargo, quienes impulsan la involución y el desmantelamiento de todo lo público, quieren seguir pisando el acelerador y desoír a los ciudadanos, demostrando que siguen estando dispuestos a imponer sus prejuicios y sus añoranzas de otros tiempos en los que la Democracia era una utopía, dejando claro que quieren seguir gobernando contra los ciudadanos y a pesar de causarnos graves perjuicios que, en demasiadas ocasiones, son irreparables.

Quienes firmamos este manifiesto, junto con toda la sociedad movilizada contra los recortes en educación, contra la LOMCE y contra cualquier contrarreforma educativa, decimos alto y claro que no pararemos de movilizarnos hasta que se reviertan estas políticas, se retiren las contrarreformas que pretenden devolvernos a un pasado al que no estamos dispuestos a regresar, se recupere la inversión perdida, vuelvan los recursos humanos y materiales eliminados, y abandonen el mundo educativo aquellos que lo atacan. El presente y, sobre todo, el futuro de nuestra sociedad así lo exigen.

Madrid, 9 de mayo de 2013

A continuación el fichero por si queréis difundirlo:

PDF - 97 KB
Manifiesto plataforma estatal 9 de mayo

Portada del sitio | Contacto| Mapa del sitio | Espacio privado | Estadísticas de visitas | visitas: 1054103

Sitio desarrollado con SPIP 1.9.2p + ALTERNATIVES

     RSS es RSSComunicados RSSCurso 2012-13   ?

Creative Commons License